Actualmente, debido a su sencillez, el fácil manejo y los resultados obtenidos, la realización de la inseminación post-cervical como técnica de inseminación es cada vez más relevante en el sector y en constante evolución. Aunque principalmente se desarrolla en cerdas multíparas, no existe ningún problema para realizarlo también en cerdas nulíparas, con una serie de consejos.

Algunas de las ventajas de la inseminación post-cervical que encontramos para el sector son:

  • Es necesario un menor número de espermatozoides y por tanto obtenemos un mayor número de dosis seminales por eyaculado. Al aumentar el número de dosis por eyaculado, disminuirá el número de verracos necesarios para inseminar al mismo censo de reproductoras. Al disminuir la población de verracos, el valor del índice medio genético será mayor y por tanto la mejora genética se llegará a los lechones de una manera más rápida.
  • Disminuyendo el volumen y el número de espermatozoides por dosis, el precio de estas será menor. Además de este ahorro en las dosis, permite al ganadero invertir en dosis con un mayor valor genético.
  • Otra de las repercusiones de poder inseminar al mismo número de reproductoras con una menor población de verracos es una descendencia más homogénea, esto facilita el trabajo estandarizado y uniforme a lo largo de toda la cadena de producción, incluyendo su sacrificio y trabajo en matadero.

Además de ventajas generales, existen una serie de ventajas específicas e inmediatas en granja:

  • Es una técnica más rápida. El tiempo de media en practicar este tipo de inseminación es alrededor de 3 minutos, mientras que en inseminación tradicional este tiempo aumenta a 5 o incluso 10 minutos aproximadamente.
  • Se trata de una técnica más eficaz, ya que se utiliza un menor número de espermatozoides para inseminar satisfactoriamente una cerda. Además, el ahorro de tiempo anteriormente mencionado se traduce en un menor tiempo invertido en la inseminación lo que permite invertir ese tiempo en otras actividades.
  • Es más segura que otras técnicas. De esta manera aseguramos que el semen es introducido en el interior del útero sin sufrir ningún tipo de reflujo durante la realización de la técnica.

Los instrumentos que necesitamos en este tipo de inseminación en la mayoría de casos son el catéter guía acompañado de una sonda adecuada para el tipo de reproductora que vamos a cubrir (nulípara o multípara).

El catéter guía se adecúa al tracto reproductor de la hembra. Es indiferente usar un catéter de espuma que uno de espiral para obtener un buen resultado. La elección es individual, dependiendo de las costumbres de los trabajadores. Un catéter de espiral permite afianzar su anclaje a la parte ancha del cérvix, mientras que el catéter de espuma permite una introducción sencilla en el aparato genital evitando posibles traumatismos. Este último es un diseño más simple para una técnica de inseminación más sencilla adaptándose al cérvix de la hembra. Su espuma se expande al absorber los fluidos de la cerda haciendo de tapón en el cérvix para evitar los reflujos.

Para elegir una sonda correcta tenemos que tener estos tres aspectos en cuenta:

  • Longitud: para llegar al cuerpo del útero.
  • Punta suficientemente dura y firme, para guiar al catéter y atravesar el cérvix sin que perfore el mismo.
  • Suficientemente flexible para atravesar el cérvix sin dañarlo y sin doblarse sobre sí mismo y llegar a colapsarse. En el caso de que se doble, éste debe tener memoria para saber que se ha doblado.

En Magapor comercializamos distintos tipos de sonda, adecuándose a diferentes situaciones y diferenciándose en la flexibilidad de sus materiales:

MAGAX

  • No necesitas catéter guía, es más rígido que el resto.
  • El diseño único de la punta garantiza un suave e inocuo deslizamiento de la sonda a través del cérvix.
  • Se reduce el tiempo de inseminación al no ser necesario un catéter guía.
  • Incorpora adaptador trasero compatible con la mayoría de envases del mercado.
magaplus

MAGAXS

  • Ideado para cerdas multíparas.
  • Se ajusta la punta con la espuma de catéter haciendo de tope para evitar que se salga.
  • Garantiza un suave e inocuo deslizamiento de la sonda a través del cérvix.
  • La propia sonda posee una flexibilidad óptima para su correcta introducción y deposición de la dosis en el lugar indicado.
  • Incorpora adaptador trasero compatible con la mayoría de envases del mercado ambas.
magaplus_s

MAGAXN

  • Primera sonda desarrollada especialmente para nulíparas, con una longitud y un diámetro específico para estas.
  • Punta integrada en la sonda para evitar cualquier riesgo de lesión en el interior.
  • Incorpora adaptador trasero compatible con la mayoría de envases del mercado ambas.
magaplus_n

MAGAXDD

  • Primer sistema de inseminación mixto del mercado en especie porcina. Combina de forma sencilla y en la misma inseminación las técnicas de inseminación post-cervical e intrauterina profunda.
  • El 80% de la dosis se deposita en la zona postcervical, a través de dos orificios opuestos realizados con un diámetro especifico, y el 20% restante se deposita a través de un orificio distan en la unión utero-tubarica o en el interior de uno de los cuernos uterinos.
  • Sistema seguro, no causa lesiones en la cerda y fácil manejo en granja.
  • Doble deposición, garantizando la distribución del semen por ambos cuernos. Se evita el descenso de prolificidad observado con los sistemas de inseminación intrauterina profunda debido a la fertilización unilateral. Esta doble deposición permite el acceso de los espermatozoides a los ovocitos de ambos cuernos, lo que garantiza niveles máximos de prolificidad.
  • Deposición frontal de la dosis.
  • La dosis es introducida a presión.
  • Incorpora adaptador trasero compatible con la mayoría de envases del mercado.
magaplus_dd

¿Cuál se adecúa mejor a tu granja?