Dicol, diluyente de recogida

Dicol es un diluyente de recogida, único en el mercado, formulado por Magapor para solucionar los problemas puntuales de contaminación seminal.

Se usa como diluyente de recogida durante la fase de extracción, garantizando la rápida higienización del eyaculado y el control de la contaminación bacteriana, previo a la dilución final con los diluyentes habituales de Magapor.

La formulación de Dicol se basa en la combinación antibiótica bactericida óptima, de acción sinérgica, acorde a la regulación Europea (90/429/CEE).

Dicol

Eyaculado contaminado

Dicol

Eyaculado tratado con Dicol

Solución eficaz para problemas de contaminación

Dicol está formulado para solucionar y prevenir problemas importantes de contaminación.

Son varios los factores que influyen en la contaminación de eyaculados, y en la mayoría de casos pueden minimizarse usando correctos protocolos de higiene durante la extracción y procesamiento de las dosis seminales. Los lavados prepuciales, recorte de pelo del prepucio o uso de la técnica de doble guante, son buen ejemplo de ello. Aún así, puede aparecer contaminación bacteriana por cepas multiresistentes en los eyaculados afectando muy seriamente a la calidad de las dosis seminales producidas.

Una técnica de procesamiento adecuada complementada con el uso de Dicol ante posibles problemas de contaminación, localizados o no, permiten maximizar la higiene y mejorar la calidad de los eyaculados.

Magapor recomienda el uso de Dicol para estos tres casos:

Verracos con contaminación elevada

Tratamiento de contaminación puntual en verracos o de prevención en verracos propensos. Apto para lavados prepuciales.

Contaminación en equipos o material deshechable

Solución para evitar y tratar contaminación si hay cepas bacterianas en equipos o material desechable, y obtener dosis en perfectas condiciones hasta detectar y eliminar el foco.

Periodos con riesgo de crecimiento bacteriano

Tratamiento preventivo para épocas del año calurosas y/o húmedas que favorecen el crecimiento bacteriano. Control de contaminación en entradas de nuevos animales.

¿Por qué diseñamos Dicol?

El compromiso con nuestros clientes ha sido siempre seña de identidad de Magapor. Dentro de nuestra política de mejora continua, Magapor instauró el Plan de Seguimiento y Control de la Calidad Seminal -PSCCS-.

Hemos observado con creciente preocupación la aparición de dosis seminales contaminadas con diversas bacterias, en algunos casos multi-resistentes. Esto nos ha llevado al desarrollo del concepto Dicol, en el que realizamos una lucha activa y personalizada contra la contaminación bacteriana desde el mismo momento de la recogida del eyaculado.

Dicol actúa sobre un amplio rango de cepas bacterianas, superior a 20, incluyendo las más resistentes, como son Serratia spp, Achromobacter spp., Alcalígenes spp ó Burkholderia cepacia.

La cantidad de antibióticos presentes en Dicol es de igual rango que cualquier otro diluyente del mercado y acorde a la normativa. Dicol garantiza un uso racional y eficaz de antibióticos con efecto sinérgico.

Caso clínico: Contaminación por Serratia marcescens

El compromiso de Magapor con sus clientes, nos lleva a hacer un seguimiento de nuestros productos con tests y pruebas de campo, así como a realizar análisis más exhaustivos cuando nuestros clientes acuden con casos graves o necesidad de ayuda técnica.

Este fué el caso de un Centro Comercial de inseminación con 240 verracos repartidos en dos establos y una producción anual en torno a 320.000 dosis/año. Este centro multigenético se puso en contacto con el equipo técnico de Magapor tras detectar diferencias en términos de calidad de conservación de dosis tras un control de calidad interno. El principal síntoma observado era una drástica disminución de la motilidad espermática a las 96 horas.

El centro usaba tres líneas de procesamiento y elaboración de dosis seminales. En la visita de los técnicos de Magapor, se recogieron muestras de dosis de un mismo macho procesadas en dos líneas distintas. También se recomendó extremar las medidas de higiene. Los análisis de motilidad en laboratorio no demostraron diferencias y la conservación seminal volvió a la normalidad.

Unos meses después, se comunicó que el problema de conservación de dosis había reaparecido. Se estableció un protocolo de diagnóstico para buscar la causa, analizando 118 dosis procesadas en las tres líneas. En una de las líneas, la motilidad espermática era más baja que en las demás. El análisis microbiológico de las dosis tratadas en esa línea, así como distintos elementos usados para su elaboración, mostraban contaminación bacteriana por la cepa multiresistente Serratia marcescens.

Acciones seguidas:
• Uso de Dicol para recogida de eyaculados hasta encontrar y eliminar el foco de infección.
Limpieza y desinfección de los equipos de la línea infectada y toma de hisopos en todas las instalaciones para análisis.

Gracias a Dicol, el centro de inseminación artificial pudo abastecer y atender las necesidades de sus clientes sin ningún problema.

La causa de la contaminación fue la creación de biofilm por una inadecuada limpieza en una de las máquinas usadas en el procesamiento.

El análisis de motilidad espermática y la microbiología de muestras post-desinfección, además del uso de Dicol, permitieron la restauración de la motilidad espermática y la conservación de dosis a lo largo del tiempo, como consecuencia de la desaparición de la bacteria Serratia.